Encontrar los “Trabajos de amor perdidos” de Shakespeare

Por María Zozaya

La elocuencia de Shakespeare repica en los ecos de la risa conseguida con la comedia Trabajos de amor perdidos.

Recientemente ha sido rescatada por la Fundación Siglo de Oro junto con el prestigioso Globe Theatre, y realiza una propuesta inmejorable dirigida por Rodrigo Arribas junto con Tim Hoare, y adaptada porJosé Padilla.  En dicha comedia, la locuacidad de los escritos del bardo se entrega a un tema que afecta a los corazones del común de los humanos.

LovesLaboursLost

Imagen: Portada de la comedia Love´s Labour´s Lost, edición de 1598. Biblioteca  Folguer de Shakespeare.

El texto se centra en el ángel de los ojos vendados, que se contempla como el enemigo de la razón: ese enano gigante que es cupido, ese pequeño cuyas flechas son más fuertes que la maza de Hércules, y cuyas acciones consiguen seducir al más inteligente de la forma más estúpida… para ofuscar incluso a quien se autoconsideraba el mismísimo azote del amor.
Shakespeare eleva a las tablas el bloqueo que produce el amor ciego, que impide hablar incluso a la lengua más viperina, o que permite en los espíritus menos despiertos apenas pronunciar una estúpida fábula que lleve a la mofa común. El texto refleja aquel asalto incomprensible que impide pedir a la persona que te ha robado el corazón que te lo devuelva.

FotoPentacion2InaquiZaldua

El rey de Francia y sus caballeros deciden afrontar su amor. Imagen: Pentación, Iñaqui Zaldúa.

El argumento se centra en el encuentro entre el rey de Navarra y sus seguidores cuando intentaban confinarse al estudio en Palacio, lejos de las mujeres y los placeres mundanos. La empresa va a ser imposible ante la llegada de la princesa de Francia con su séquito, por todos los sentimientos que genera en contra de la voluntad de aquellos pretendientes a sabios.

La trama puede describirse mediante el conflicto que genera para la razón el encontronazo con la pasión y el sentimiento, que pretende transformar al amor en un insensato incomprensible cuando se antepone a la palabra jurada.

Sin embargo, la obra desvela cómo razón y pasión van unidas, pues la sabiduría que alimenta a la razón nace del amor, por convertirse en su fuente de inspiración más intensa. El texto refleja continuamente la elocuencia de Shakespeare, donde el propio ingenio del autor y la claridad de la trama se demuestran en la rapidez con que fluye la obra, en esta acertada versión de la Fundación Siglo de Oro. La dramaturgia está perfectamente entibada entre cajas y bambalinas, compuestas incluso con la ayuda de otros textos, con cuyos  añadidos consigue ofrecer un hilarante retablo de las maravillas que harán reír al más circunspecto.

FotoPentacion

La reina de Francia con sus acompañantes. Imagen: Pentación, Iñaqui Zaldúa.

La presente puesta en escena otorga gran importancia al lenguaje -cuales puristas del Siglo de Oro-, tanto por actualizarlo con sus debidas cautelas, como por cuadrar hasta las incorrecciones del lenguaje. Entre otras escenas de humor que se suceden en el campo abierto de las aventuras de la obra, la compañía consigue provocar la risa con algunos fallos lingüísticos que lamentablemente son comunes en la actualidad; y que con la ligereza que se sueltan en los medios incluso harían levantarse al propio bardo de su tumba junto al mismísimo Cervantes, por lo que su crítica al mal uso del lenguaje actual se convierte en otro más de sus múltiples aciertos.

FotoPentacionConPabloVazquez

Costra pide clemencia. Imagen: Pentación.

Los actores construyen un engranaje dramatúrgico perfectamente sincronizado entre los austeros pilares de la escenografía, donde consiguen bailar en conjunto durante toda la obra, sea en el estilo más clásico planteado de la puesta en escena, sea rompiendo la cuarta pared con diversos guiños que permiten acercarse más al espectador. Entre la genialidad del elenco hay que destacar la vis cómica de Pablo Vázquez en el papel del bufón shakesperiano (Costra), la humorosa seriedad de Javier Collado (Berowne), la ingenua torpeza de un rey enamorado interpretada por Julio Hidalgo (Rey Enrique), la jocosidad gestual que roza el humor absurdo de José Ramón Iglesias (Longaville), o la grandiosa necedad del alguacil de Navarra que consigue interpretar Jesús Fuente (Armado)… Papeles más cómicos de una representación donde todos los actores y actrices encajan fabulosamente cada frase dictada por el bardo, desde Alejandra Mayo (Rosalina), José Luis Patiño (Boyet), Jorge Gurpegui o Jesús Teyssiere (Mota), Sergio Moral (Dumaine), Alicia Garau (princesa de Francia), Montse Díez o Raquel Nogueira… hasta los propios patos que consiguen caer asincopados de la mano de Pablo Porcel.

La Fundación Siglo de Oro representa esta magnífica versión del Love´s Labour´s Lost en el Teatro Alcázar Cofidís hasta el día 10 (con sesión golfa inclusive a las 22 horas), para después salir de gira por España. Recomendamos ver, seguir, buscar y encontrar estos Trabajos de amor perdidos a todos los amantes de los textos del bardo de Stradford-upon-avon.

*

Nota de la autora: las frases que están escritas en el presente texto castellano en cursiva son adaptaciones nuestras de frases de Shakespeare, en la versión que de dicha obra realiza la Fundación del Siglo de Oro.

*

Sugerencia de cita: María Zozaya, Encontrar los “Trabajos de amor perdidos” de Shakespeare, en: TearTres, https://teartres.wordpress.com/  ISSN 2444-7374.

 Safe Creative: 1609049097287

Anuncios

Comenta, Like?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s