Una biografia en los libros. El mundo de Juan Zozaya en las lecturas que le marcaron

Por María Zozaya

El viaje a través de los libros permite volar al entrar en el espejo mágico de unas páginas de papel. El viaje de la lectura genera cultura, y termina por ayudar a definir una personalidad.

Parte de nuestra biografia encuentra sus bases en los libros que leemos, y concretamente en aquellas lecturas que en un momento dado consideramos que nos han influído. Es decir, los escritos que desde nuestra percepción han sido relevantes en nuestra vida, y como tales las recordamos. Atender a los autores que han modelado la trayectoria de personas dinámicas en el sur fue uno de los objetivos del proyecto “Mi mundo en los libros“, que María Zozaya dinamizó en la Universidad de Évora, con el apoyo de María Ana Bernardo, Madalena Vaz Freire, y Sara Marques par la cesión de la antigua biblioteca del Gobierno Civil.

El proyecto “Mi Mundo en los libros” aunaba varios aspectos de los estúdios que aborda María Zozaya hace años: de análisis biográficos y del encuentro entre el mundo público y privado. El objetivo último, unido a los intereses de estudio geográfico del CIDEHUS, era acercarse al perfil cultural público o privado que construía las biografias de quienes habían ayudado a impulsar el sur en sentido amplio. Biografías que pudieran dar una espécie de perfil de los indivíduos que habían resultado ser motores o activadores de diversos procesos sociales o culturales en el sur Europeo.

La conferencia impartida por Juan Zozaya con este motivo, ayuda a explicar cómo se pueden conjugar una chaqueta de vestir con un cafille jordano cuando las experiencias vitales del exilio te han mostrado que el mundo no tiene límites geográficos, y estos comienzan por la lectura.

Juan Zozaya en la conferencia “Meu Mundo nos Livros”, en la Universidad de Évora, sala antiguo Gobierno Civil (11-12-2014)

Además de la conferencia magnífica, la sesión fue única gracias también a la presencia e intervenciones de los presentes. Por orden de intervención, primero, la maestra de ceremonias Fernanda Olival, directora del CIDEHUS que acogió tan bien este proyecto. Segundo,  Fernando Branco, quien hizo una magnífica presentación sobre el papel del conferenciante en la arqueologia y el significado de Juan Zozaya para propia trayectoria profesional.

Tercero, el público asistente y el público activo de Évora, cuyas valiosas intervenciones destacaron una vez más por su naturaleza cualitativa, representando intensas inquietudes culturales que contribuyeron a enriquecer la explicación del viaje intelectual de Juan Zozaya a través de sus lecturas, generando un debate de hondo calado, parte del cual lamentablemente no quedó grabado. Entre ellos, la profesora de filosofia de la Unviersidad de Évora Fernanda Enriques, planteaba si la educación que recibimos, con las lecturas que ella nos marca en la actualidad, se había adecuado o no a los pasos de la democracia; Takis preguntó por las potenciales influencias de los clásicos griegos, pregunta que sorprendió gratamente porque en efecto habían influido; o la posible influencia de la escritura portuguesa que sugirió Paula Santos, que si en realidad gue apenas apreciable en la infancia y adolescencia de este arqueólogo nacido en el exilio republicano de Colombia, reflejaba una realidad extensible a más individuos de su generación.

Cartel de la serie “Mi mundo en los libros”. Imagen y diseño original del cartel: María Zozaya.

Respecto a “Mi mundo en los libros”, aquel proyecto ideado pensando más en los beneficios de la cultura que en otros campos históricos, quedó un poco en el aire por falta de oxígeno de quien escribe estas líneas. Tras ese espácio de descanso, lamentablemente dinamizado por la triste noticia del fallecimiento del progenitor, quise colocar literalmente en la nube este testimonio del alcance inmenso que pueden significar los libros a  nivel personal. Como decía mi padre, el resto pasa, pero la cultura siempre queda, al igual que la música; y al igual que ellas, queda para siempre aquí esta conferencia sobre las lecturas de Juan Zozaya Stabel-Hansen (*Bogotá, agosto de 1939, +Ciudad Real, enero de 2017).

A él el primero, junto a los ya mencionados, expreso mi particular agradecimiento por hacer posible aquel momento, con todas aquellas personas que contribuyeron con su presencia o sus voces al rico debate, así como a la colaboración del gabinete de comunicación de Évora, a las mencionadas Olival, Bernardo, Freire y Branco, así como a Francisco Brito por la edición final del vídeo.

Anuncios

2 comentarios en “Una biografia en los libros. El mundo de Juan Zozaya en las lecturas que le marcaron”

  1. Me ha conmovido enormemente ver el vídeo en el que Juan Zozaya habla de los libros de su vida. El año pasado me dejó el manuscrito sobre su biografía que estaba escribiendo con tanta ilusión y creo que sería también muy importante darlo a conocer dado su gran interés porque explica muchas cosas acerca de los diferentes contextos en los que se formó y más adelante desarrolló su actividad científica. No sólo era un gran profesional, era una gran persona y un excelente y entrañable amigo al que echamos mucho de menos. Elena Santiago.

Comenta, Like?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s